10 reglas para reducir tu huella alimentaria y ahorrar

Klaus Pichler

Klaus Pichler

El problema del desperdicio alimentario es muy grave. Se calcula que cada familia podría ahorrar hasta 50 euros semanales solo con utilizar mejor sus compras. Para no hablar de las consecuencias en el medio ambiente y las consideraciones éticas que también se podrían levantar.

La FAO acaba de lanzar una campaña mundial para reducir nuestra huella alimentaria, aquí sus consejos y los míos:

  • Compra inteligente, planificando las comidas evitarás de comprar mas de lo necesario y tirar comida. Usa una lista de lo que necesitas y no dejes que los trucos de marketing dirijan tus compras.
  • Compra la fruta fea, no la que esta mal si no la que no es perfecta pero si buena para comer. La fruta de tamaño irregular o pequeño no tiene mucho mercado pero esta igualmente de buena y muchas veces a mejor precio.
  • Entiendes las fechas de consumo, el consumo preferente y la caducidad son dos cosas distintas. Usualmente los producto se pueden consumir incluido después de su consumo preferente. Mira en el súper, cuando están cerca de esta fecha, muchos producto están en oferta.
  • Vacía tu nevera, resiste al la tentación de comprar comida si en la nevera hay.  Sigue los consejos de Recocinando para utilizar con creatividad los ingredientes de siempre.
  • Usa tu congelador antes que la comida caduque puedes congelar la. Pero recuerda, que el congelador no es la tumba de los alimentos si no el purgatorio, en cuanto puedas, consuma lo que has congelado.
  • Pide media porción al restaurante, si piensas que no puedes con una porción entera no vaciles en pedir media. Tu pagaras meno y no se tirara’ la otra mitad.
  • Composta compostar en casa puede parecer complicado pero, si tienes alguna plantas, reciclar los nutrientes beneficiara’ tu monedero y el medio ambiente (pronto tendrás tu guía para compostar en recocinando)
  • Usa FIFO (first in Firts Out) lo que antes se compra antes se come. Si ordena tu despensa y tu nevera con esta regla sera’ mas fácil saber lo que antes se tiene que utilizar. Lo que tienen que ser consumido antes tiene que estar a portada de mano.
  • Ama las sobras (Claro!) Si sobra algo en casa piensa en que se podría transformar ¡Recocinando te ayuda en esto! O si no puedes de momento, congelar lo para un uso posterior.
  • Regala  lo que no puedes consumir, si tienes la chica en casa o un vecino piensa en regalarle lo que no puedes consumir, por ejemplo, antes del las vacaciones. Cantidad mas ingentes se pueden donar al banco de alimentos.

Fuente de la foto :http://www.kpic.at/index.php?option=com_content&view=category&layout=blog&id=45&Itemid=88

La pagina de la campaña de la FAO. http://www.thinkeatsave.org/index.php/take-action/find-out-how

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*