Risotto de naranja

La piel de los cítricos, naranjas, limones y también mandarina usualmente se tira en la basura o, si va bien, en el orgánico después de comerlos. Pero son una fuente de aromas maravillosos. Hay miles de cosas que se puede hacer con ellas. Las recetas de postre con limón, por ejemplo, están muy famosas. ¿Pero habéis probado alguna ves un risotto de naranja? La primera vez que probé’ este risotto en casa de mis suegros me quede’  fascinada para una receta que me sorprendió y gusto mucho.

Tengo que decir que mi suegra se maneja muy bien con los risotto y, que para que salga mas o meno igual, hay que darles unos mimos.

Ingredientes par 4 personasIMG_1979

400 gr de arroz arborio o Vialone nano

4 cucharadas de aceite de oliva suave y  1 cebolla

la piel de 4 naranjas remojada

caldo de verdura, sal, mantequilla

IMG_1947

Antes de todo hay que pelar una naranja media para cada ración que vamos a preparar. Lavar las naranjas muy bien bajo el grifo con una esponja. Para pelar las yo uso el pelador porque es mas rápido y al mismo tiempo elimina muy fácilmente la parte blanca que no sirve.

 

IMG_1949

Una ves cortada  la piel muy fina hay que cubrirla con agua fría y dejarla allí durante tres días cambiando el agua una ves al día. Se que parece complicado, pero el tarro queda muy bien en la cocina, el mío es muy decorativo !Mirar la foto!

Pasados los tres días hay que tirar el agua, cortar la piel muy fina (en julienne) y hacer el sofrito con aceite de oliva y cebolla. En cuanto la cebolla empieza a dorar, añadir la naranja.

IMG_1981Dejar cocinar durante 10 minutos. Probar, si queda algo de amargor, añadir un poco de azúcar. Dejar que el sofrito coja el  aroma y verter el arroz. Para el risotto se usa un arroz italiano que se llama Arborio o Vialone nano. El primero es mas fácil de encontrar. Es muy importante tener el arroz adecuado.

IMG_1983

 

Dejar que el arroz también se dore un poquito antes de añadir el caldo de  verduras.

Yo hago caldo casero de recuperación (pondre’ la receta pronto) y lo congelo par su posterior uso, podéis usar vuestro caldo habitual.

La receta tradicional del risotto requiere que se vaya añadiendo el caldo a poco a poco y se mezcle todo durante todo el tiempo de cocción.  Así el arroz suelta todo su almidón y queda bien meloso y casi como una cremita. Yo le añado el sal casi al final y también un poco de mantequilla para que ligue bien y un poco de parmesano. Unos minutos antes de  terminar la cocción añdirle  dos cucharadas de Grand Marnier o otro licor de naranja.

Antes de servirlo bien caliente se le puede dar un toque de ralladura de naranja.

IMG_1989

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*